Benjamín Merino

Todo comienza en la naturaleza
Story bubbles on world map

La pasión de Benjamín Merino (16) por transmitir ciencia a los niños comenzó cuando lo invitaron a participar en Villa Ciencia. Es con esa fundación que trabaja, hace 2 años, en Villa O’Higgins, una localidad ubicada a 400 kilómetros de Coyhaique.

En Villa Ciencia se caracterizan por no trabajar en salas de clases con un libro, sino a través de aprendizaje experiencial como ir al cerro e investigar las ranas en su hábitat. El propósito es entregarle a los niños de contexto vulnerable experiencias significativas, para que de esta forma desarrollen el interés en sus estudios y aprendan a respetar su entorno.

Benjamín, siempre ha tenido en mente una frase que le dijo una compañera de equipo, esta le ha servido de inspiración para continuar haciendo lo que le gusta. "Demostremosle a los adultos que los jóvenes somos capaces de cambiar el mundo".