Margarita Flández

Que la Edad No Sea un Impedimento Para Generar Cambios

Desde muy pequeña Margarita Flández (25), ha estado inserta en movimientos sociales, desde el ámbito estudiantil hasta el sindical. Siendo su padre el principal motor, ya que fue él quien le introdujo el debate a las ideas y el cuestionarse las cosas.

Toda su vida ha vivido en un condominio de viviendas sociales, un lugar rodeado de drogadicción y vulnerabilidad, sin embargo, a pesar de las problemáticas, Margarita generó una identidad de pertenencia en este contexto.

Fue así que notó la falta de una organización en la comunidad. Por lo que decidió levantar de nuevo la administración, y ser parte del Comité de la Villa Benedicto Flores. Como presidenta desea crear proyectos comunitarios, para mejorar la infraestructura y calidad de vida de las personas que viven en condiciones precarias. Margarita señala que es ahí donde se refleja la desigualdad de todas las formas posible. Es la primera presidenta joven y en su trabajo expresa que, “en nuestras manos está luchar y crear una sociedad más justa e igualitaria".