Javier Cifuentes

Hagamos un mundo mejor

Luego de participar de un bingo en la comuna de San Bernardo, Javier Cifuentes (25) se dio que quería hacer algo para cambiar la ciudad donde se mueve y al mismo tiempo que los bingos no pueden ser la solución a los problemas. 

Es por esto que decidió unirse a Techo-Chile, organización que trabaja a través de jóvenes voluntarios en la búsqueda de soluciones habitacionales para las familias de campamentos y villas de blocks.

Con el tiempo dejó de ser voluntario y comenzó a trabajar en la organización en el equipo de comunicaciones, donde el trabajo colaborativo es una de las labores más importantes. Javier tiene claro que quiere seguir trabajando en iniciativas que contribuyan a construir un mundo mejor, por lo mismo comenta: “intento no quedarme en la crítica sino más en trabajar en una solución a los problemas que me enfrento. Es posible cambiar las cosas".